17/5/13

Festival de Eurovisión 2013 - Segunda Semifinal

Anoche a las 21 horas, retransmitieron por La 2 la segunda semifinal del Festival de Eurovisión (la primera solo podía verse por internet, ya que España no votaba en ella). He de decir que alguna decepción me he llevado, y voy a compartir mis impresiones sobre esta semifinal, intentando analizar a cada participante:

1. Letonia: PeR - Here we go. Una canción más animada que las baladas a las que nos tiene acostumbrados Eurovisión, con un vestuario brillante (literalmente, estaban llenos de lentejuelas), y una puesta en escena que involucró hasta al público. Lamentablemente, se ha quedado fuera.



2. San Marino: Valentina Monetta - Crisalide (Vola). San Marino vuelve a intentar estrenarse en una final eurovisiva repitiendo artista. Valentina ya participó en Bakú 2012 con la canción The social network song, quedando en el puesto 14º de la semifinal. Este año ha decidido entrar con una canción más seria y de más nivel, pero ha vuelto a quedarse a las puertas. Una lástima, San Marino se merecía pasar a la final por primera vez este año. Es posible que el país se retire para 2014 por culpa de este fracaso.



3. FYR Macedonia: Esma & Lozano - Pred da se radzeni. Macedonia ha apostado este año por un dúo compuesto por un cantante de balada y la "Reina de la música gitana". Una curiosa mezcla de estilos que no ha terminado de cuajar en el público europeo (o en el jurado, no se sabe).



4. Azerbaiyán: Karim Mammadov - Hold me. Este año parece que el festival está "rejuveneciendo". Azerbaiyán, al igual que otros países como Irlanda o Dinamarca, ha decidido mandar un cantante joven (quizá para ver si el paso por el festival le da algo de fama internacional). Parece que esta canción de tema amoroso, en la que destaca un bailarín dentro de un prisma de vidrio, ha gustado y la veremos en la final del sábado.



5. Finlandia: Krista Siegfrids - Marry me. Una de las canciones polémicas de este festival. En principio parece una canción típica amorosa, aunque más animada, donde Krista se nos aparece con un vestido de novia. Pero nos esperaba un final que seguramente pocos imaginábamos: un beso entre la cantante con una de sus coristas, reivindicando así con la canción el matrimonio homosexual. En conjunto, es una canción que le da marcha al festival, y que también ha conseguido meterse en la final.



6. Malta: Gianluca Bezzina - Tomorrow. Con el mismo estilo de Jason Mraz o el hit Summercat (allá por 2009), Malta nos trae una canción simpática y agradable, una simpatía que se ve aumentada por el hecho de que el cantante, Gianluca, no deja de sonreír en toda la canción. Esto le costó puntos a Islandia el año pasado (ya que al sonreír, la cantante no daba todo de sí), pero a Malta parece que la ha catapultado a la final por segundo año consecutivo.



7. Bulgaria: Elitsa Todorova & Stoyan Yankulov - Samo shampioni. Una puesta en escena basada más en la percusión que en la propia voz de la cantante, que tampoco sobresalía demasiado. Bulgaria se nos vuelve a quedar fuera (solo ha pasado una vez en sus nueve participaciones, en 2007).



8. Islandia: Eythor Ingi - Ég á líf. Una balada en islandés interpretada por el que yo he bautizado como "El Lucius Malfoy islandés". Ha gustado, e Islandia se mete en la final por sexto año consecutivo.



9. Grecia: Koza Mostra & Agathonas Iakovidis - Alcohol is free. Representación bastante bipolar: mientras los cuatro instrumentistas se ponían a darle marcha a la canción al mismo tiempo que bailaban, el cantante central se mantenía quieto en medio del escenario. Han pasado a la final, y si les gusta tanto el alcohol como dicen en la canción, esperemos que no sea free por tierras suecas.



10. Israel: Moran Mazor - Rak bishvilo. El segundo gran batacazo de la noche. Una buena voz que no ha terminado de gustarle al público eurovisivo (¿qué es lo que le gusta a esta gente?).



11. Armenia: Dorians - Lonely planet. Yo no llegué a ver esta canción completa, pero he escuchado que era una canción típica rock. La volveremos a ver el sábado.



12. Hungría: ByeAlex - Kedvesem. Para mí, la gran decepción de la noche. Parece que todos los años hay alguna canción que se cuela en la final, y nadie sabe por qué. El año pasado fue la albala Rona Nishliu y sus gritos, y este año, un tío "alternativo" (o hipster, incluso), cantando como si estuviera afónico. Una actuación sencilla, tanto que no he visto nada que mereciera la pena destacar. Lo mejor ha sido el guitarrista, que parecía que iba bien fumado. ¿Alguien está por la labor de recoger firmas para intercambiar Hungría por San Marino o Israel?


13. Noruega: Margaret Berger - I feed you my love. Una de las grandes favoritas de este año. Buen ritmo, buena voz...no parece haber nada malo en la canción. ¿Tendremos un Oslo 2014 tan solo tres años después del festival fruto de la aplastante victoria de Alexander Rybak en 2010, con 387 puntos?



14. Albania: Adrian Lulguraj & Bledar Sejko - Identitet. Albania, tras el éxito del año pasado, lo intenta otra vez con algo que se sale de lo normal. Se nos aparece al principio un guitarrista con casi todo el pelo por la cara cantando con voz de carajillero, para pasar luego a otro vocalista. Una canción de rock que no ha terminado de cuajar ni siquiera con el espectáculo de pirotecnia o con la guitarra lanzadora de chispas.



15. Georgia: Sopho Gelovani & Nodiko Tatishvili - Waterfall. Del compositor de Euphoria y Quédate conmigo, llega esta balada que empieza con un bonito efecto de niebla en el suelo. Ha conseguido pasar a la final.


16. Suiza: Takasa - You and me. Suiza vuelve a la carga con un numeroso grupo de cantantes y músicos, todos miembros de la organización cristiana Ejército de Salvación. Al principio se presentaron como Heilsarmee, pero tuvieron que cambiar el nombre y el vestuario porque la UER prohibía cualquier elemento de carácter político y/o ideológico. Lo más llamativo del grupo es el miembro más veterano, un anciano de 95 años, el intérprete más anciano de toda la historia de Eurovisión. Por segunda vez consecutiva, Suiza se perderá la final del sábado.


17. Rumanía: Cezar - It's my life. Una de las grandes discusiones que tiene lugar entre los eurofans es si esta canción merecía pasar a la final. Cezar, un contratenor bastante reconocido, viene a interpretarnos una mezcla de ópera con música electrónica, dándole un toque más moderno. Si bien la vestimenta no parecía la más adecuada, Rumanía continúa con la tradición de no perderse la final (excepto en los años en los que no participó).


Pues bien, los diez países clasificados en esta semifinal (Azerbaiyán, Finlandia, Malta, Islandia, Grecia, Armenia, Hungría, Noruega, Georgia y Rumanía), se unen a los diez clasificados en la primera semifinal (Estonia, Dinamarca, Rusia, Ucrania, Países Bajos, Lituania, Bielorrusia, Moldavia, Irlanda y Bélgica), y, junto a los países que pasan directamente a la final, que son el Big Five (los "cinco intocables": Alemania, Reino Unido, España, Francia e Italia), y el país anfitrión (Suecia), ya tenemos a los 26 países que participarán en la final del sábado.

¿Quién ganará? Está muy reñido. Las casas de apuestas muestran como favoritas a Noruega, Finlandia y Ucrania, y parece que han relegado a España y a El Sueño de Morfeo a la penúltima posición. Pero nunca se sabe, cualquiera de los 26 puede darnos una sorpresa.