19/2/13

¿Es la lengua sexista?

Este tema surgió en una clase de Gramática Histórica, cuando el profesor explica cómo cambió el género desde el latín al castellano. La respuesta fue un rotundo NO. La lengua NO es sexista. Que el género masculino se utilice para incluir también al femenino no es cuestión de sexismo, sino del funcionamiento propio de la lengua.

En lenguas como el español, los elementos se definen por oposición con el resto de elementos de su paradigma. En esa oposición, siempre hay elementos marcados, que tienen valores únicos asociados a ellos; y elementos no marcados, que tienen mayor libertad de uso.

Vamos a poner unos ejemplos:

En el paradigma del tiempo verbal, hay 3 elementos que están en relación de oposición: el pasado, el presente, y el futuro. De ellos, el pasado y el futuro son tiempos marcados, porque siempre significan pasado y futuro, respectivamente. Por otro lado, el presente puede significar presente (yo estudio), pasado (y entonces voy y le digo...) o futuro (Mañana vamos al cine). Por tanto, el presente es el elemento no marcado de la oposición.

Si nos vamos a las relaciones léxicas, otro ejemplo claro es el de día y noche, dos elementos del mismo paradigma. Ambos se oponen, ya que día son "las horas de luz" y noche "las horas de oscuridad". Pero también puede utilizarse día con sentido de "24 horas", con lo que englobaríamos el término noche. Así, noche es el término marcado, y día, el no marcado.

En el género ocurre lo mismo. El masculino es el término no marcado de la oposición, así que, por lo tanto, puede utilizarse para englobar ambos géneros. Si alguien dice Tengo dos hijas, nadie duda de que sean dos chicas, pero si dice Tengo dos hijos, ya pueden ser dos chicas, dos chicos o uno de cada.

No es cuestión de sexismo, sino del funcionamiento y evolución de la propia lengua.

¿Por qué se considera sexista a la lengua?

Pues parece ser que todo empezó cuando algún político se pensó que las mujeres son idiotas, y que haciendo eso, se ganaría su voto.

Lo que hizo es imperdonable, manipular la lengua para sus fines. Así surgieron "manuales" de uso que decían que debían escribirse aberraciones como "Todos los y las españoles y españolas..." al principio de un comunicado, por ejemplo. Y encima, sancionando a aquel que no siga este uso. ¿Estamos idiotas? ¿O es que queremos parecerlo? Si hasta la propia RAE dice que ese uso forzado del lenguaje es completamente incorrecto. El año pasado, publicó un artículo escrito por Ignacio Bosque, donde queda patente la postura: Sexismo lingüístico y visibilidad de la mujer - Ignacio Bosque

Esperemos que las generaciones futuras estudien esto como un momento de locura o algo semejante. Yo, por mi parte, no pienso seguir ese ejemplo destruyendo la lengua. Si vienen a por mí, me da igual. Porque, como ya se sabe:

"Contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano." 
Friedrich von Schiller (1759-1805)