31/12/13

Querido dos mil trece

Te escribo esta carta para hablar contigo seriamente sobre estos trescientos sesenta y cinco días que hemos pasado juntos. He de decirte que me has dado más disgustos que alegrías, pero aun así, he salido vivo de esta dañina relación.

Durante toda nuestra relativamente breve relación, he tenido que pasar por suspensos, fruto de una gran desmotivación de cara al grado; vacaciones más cortas de lo previsto (mis vacaciones de verano solamente han durado un mes), y algún que otro disgusto más. Ni siquiera alegrías como el sobresaliente en el A1 de alemán, o la maravillosa gente que he conocido, han podido salvar esta nefasta primera mitad de año.

El verano, cómo no, se pasó rápido, más de lo normal, y llegó septiembre. Me propuse esforzarme más en mi cuarto y último año de carrera (algo normal, puesto que tengo dos asignaturas pendientes de tercero para el segundo cuatrimestre), para poder acabar limpio, y poder acceder al máster sin problemas. Y encontré de nuevo una motivación para seguir: decidí que quería dedicarme a la enseñanza de español como lengua extranjeros (o E/LE de forma abreviada).

Estos últimos meses han ido bastante bien. Las clases no se han hecho tan pesadas como el curso pasado y he conocido a más gente estupenda. Pero estaba claro que no te ibas a ir sin antes dejar algún regalo de despedida, y así lo hiciste: el examen del First Certificate a principios de diciembre (qué astuto eres al dejar las notas para el veintidós de enero y lavarte las manos)

Ahora, a treinta y uno de diciembre, te escribo estas líneas para despedirme definitivamente de ti. Así es, tú y yo no volveremos a encontrarnos nunca más, y a pesar de todos los disgustos que me has dado, voy a echarte de menos. Tan solo espero que tu hermano dos mil catorce se porte mejor conmigo que tú.

Un cordial saludo,

Javi Cebolla.

Valencia, a 31 de diciembre de 2013.

10/11/13

Jornadas Internacionales de Modernización del Discurso Jurídico (días dos y tres)

Como no me gusta dejar las cosas a medias, voy a relatar cómo fueron los dos últimos días de las Jornadas de Modernización del Discurso Jurídico.

El viernes comenzó con una conferencia del Dr. Julio Borrego Nieto, catedrático de lengua española en la Universidad de Salamanca, sobre las plantillas procesales. Yo me perdí la conferencia porque me desperté tarde (es lo que pasa por tener la mala costumbre de acostarse a las dos de la madrugada), así que no puedo decir gran cosa sobre ella.

Después del descanso para almorzar, a las once de la mañana, empezó la conferencia del Dr. Salvador Gutiérrez, catedrático de la Universidad de León, y académico de la RAE (sillón S). Su conferencia trató sobre el proyecto de modernización del lenguaje jurídico, sus motivos, y objetivos. Resultó bastante amena e interesante.

El último acto antes de la hora de comer fue la tercera y última mesa redonda, que trataba sobre cómo se había concretado estos procesos de modernización en otros lugares. Primero, la Dra. Cristina Carretero (Universidad Pontificia de Comillas) dio una breve introducción sobre qué había ocurrido en algunos países de Europa, en E.E.U.U., y en Latinoamérica. Pasamos después con el señor Ingemar Strandvik, que nos habló del caso de Suecia, en el que pudimos observar cuán avanzados iban los suecos en este proyecto (empezaron en los años sesenta). La siguiente fue la Dra. Conceição Carapinha (Universidade do Coimbra), que nos introdujo el caso de Portugal. Como ella no sabía hablar castellano, tuvo que darnos su parte de la conferencia en portugués, pero no supuso mucho problema (al menos para mí, a pesar de no haber tenido contacto con el idioma más allá de alguna canción puntual). De hecho, las diapositivas eran fáciles de traducir. Finalmente, el último ponente fue el Dr. Antoni Llabrés (Universidad de Valencia), que habló principalmente del caso de Cataluña, y dio algunos datos sobre Valencia y las Islas Baleares.

Después de comer, empezaron los talleres, de carácter más práctico y participativo. El primero de ellos trataba sobre la aplicación de la lingüística al derecho, para optimizar el discurso judicial, y hacer más comprensibles los documentos. El otro trató sobre la posible tarea del lingüista como perito judicial, como por ejemplo, para detectar plagios en la literatura; y nos hablaron del caso concreto de la novela Sabor a hiel de Ana Rosa Quintana, que contenía fragmentos iguales, no de una, sino de tres novelas anteriores. Con este taller se dio fin al segundo día de las jornadas.

El sábado solo estaban previstos dos talleres, ambos realizados por profesores de la propia facultad. El primero, impartido por las profesoras Julia Sanmartín y Virginia González, trató sobre la elaboración de glosarios de lenguaje jurídico, tanto dirigidos a los ciudadanos sin muchos conocimientos sobre el tema, como para los propios expertos. El último acto de las jornadas corrió por parte del profesor Antonio Hidalgo, sobre el tono y la pronunciación en la sede judicial, y los errores que hay que evitar.

En resumen, han sido tres días (dos y medio, si alguien quiere hilar fino) muy interesantes, y que abren las puertas a los filólogos que no quieran dedicarse a la docencia, y puedan ver en esto una posibilidad de futuiro. Y además importante, porque este trabajo cooperativo de lingüistas y juristas tiene consecuencias positivas para todos los ciudadanos.

Resumen de la primera jornada: http://reflexionesdeunapatataenlafreidora.blogspot.com.es/2013/11/jornadas-internacionales-de.html

8/11/13

Jornadas Internacionales de Modernización del Discurso Jurídico (día uno)



Todos sabemos perfectamente que a la Universidad se va a salir de fiesta y emborracharse a tope  a estudiar una carrera que te gusta (normalmente), y a formarte para tu futuro profesional. Pero ahí no se queda la cosa. En las diferentes facultades también tienen lugar foros, jornadas, actos culturales muy interesantes para ampliar los conocimientos de aquellos que deseen asistir, sobre áreas que normalmente no se tratan en los planes de estudio.

Es el caso de las Jornadas Internacionales de Modernización del Discurso Jurídico: acercamiento de la justicia al ciudadano, que se celebran en la Facultat de Filologia, Traducció i Comunicació durante los días siete, ocho y nueve de noviembre. Estas jornadas tienen como objetivo abrir una vía de investigación (y por ende, una salida laboral extra para los filólogos que no deseen dedicarse a la docencia) sobre cómo hacer del lenguaje jurídico uno más asequible a los ciudadanos. Porque no es normal que existan documentos legales, notariales o judiciales que estén escritos de una forma tan arcaizante y barroca, que en algunos casos, ni los propios profesionales del Derecho los consigan descifrar.

Yo, personalmente, me he inscrito en estas jornadas, y me han sorprendido de lo interesante que me ha resultado tan solo el primer día. Así que ahora voy a proceder a explicar cómo ha sido el transcurso de la primera jornada.

En primer lugar, a las nueve y media de la mañana, ha tenido lugar la Inauguración de las Jornadas, donde han intervenido el organizador, la decana de la Facultat de Dret, el decano de la Facultat de Filologia y la vicerrectora de la universidad. 

Después de una pausa para almorzar, a la once, ha tenido lugar la primera de las conferencias: «El discurso oral en sede judicial. Estado de la cuestión y propuestas de mejora», por parte del profesor Antonio Briz (profesor mío de este año), el organizador, y director del grupo Val. Es. Co. En ella ha abordado, como resultado de una exhausta investigación, los errores más comunes que suelen cometer los profesionales del Derecho, que causan que su lenguaje sea incomprensible para el ciudadano de a pie; y además, ha propuesto soluciones a estos errores.

Seguidamente, a las doce, hemos tenido la primera mesa redonda, sobre dos cuestiones: «¿Cómo debe comunicar la justicia?» y «¿Cuáles son los derechos del ciudadano en las interacciones comunicativas con la justicia?», cuestiones a las que se han enfrentado cinco profesionales en la materia (catedráticos de derecho, abogados, incluso una asesora del Ministerio de Justicia), moderados por la decana de la Facultat de Dret. No solo han dado su opinión personal sobre este tema, sino que nos han deleitado también con alguna anécdota personal. Y tras esta mesa redonda, tocó descanso para comer.

A las cuatro se reanudaron las jornadas con una conferencia de la Dra. Estrella Montolío, catedrática de la Universitat de Barcelona, titulada «La situación del discurso jurídico escrito español. Diagnóstico actual y recomendaciones para su optimización». En ella nos ha hablado de su experiencia profesional en cursillos de formación en colegios de abogados, donde hacía reflexionar a sus alumnos sobre si era realmente necesario utilizar ese lenguaje tan barroco, con párrafos gigantescos (y en ocasiones, siendo los llamados párrafos-frase), léxico arcaizante... Una conferencia bastante entretenida a mi parecer, sobre todo por la claridad de la explicación de la Dra. Montolío.

Finalmente, a las cinco, ha tenido lugar la segunda mesa redonda: «De la eficacia de trabajar justos los profesionales del derecho y del lenguaje», donde cuatro expertos juristas y un lingüista (Salvador Pons, catedrático de la facultad), nos han hablado de sus experiencias trabajando codo con codo, para hacernos entender que la colaboración entre los dos ámbitos es importante y muy necesaria para poder hacer llegar el lenguaje jurídico a los ciudadanos. 

A las seis y media de la tarde se daba por finalizado el primer día de estas jornadas. Esperemos que el segundo día sea igual o mejor que este, y que haya más afluencia de gente interesada. Animo desde aquí a cualquier estudiante, tanto de la Facultad de Filología, como de la de Derecho (que son precisamente a los que más debería interesarles el tema), a que se acerquen a disfrutar de los resultados de esta gran colaboración entre juristas y lingüistas.

17/5/13

Festival de Eurovisión 2013 - Segunda Semifinal

Anoche a las 21 horas, retransmitieron por La 2 la segunda semifinal del Festival de Eurovisión (la primera solo podía verse por internet, ya que España no votaba en ella). He de decir que alguna decepción me he llevado, y voy a compartir mis impresiones sobre esta semifinal, intentando analizar a cada participante:

1. Letonia: PeR - Here we go. Una canción más animada que las baladas a las que nos tiene acostumbrados Eurovisión, con un vestuario brillante (literalmente, estaban llenos de lentejuelas), y una puesta en escena que involucró hasta al público. Lamentablemente, se ha quedado fuera.



2. San Marino: Valentina Monetta - Crisalide (Vola). San Marino vuelve a intentar estrenarse en una final eurovisiva repitiendo artista. Valentina ya participó en Bakú 2012 con la canción The social network song, quedando en el puesto 14º de la semifinal. Este año ha decidido entrar con una canción más seria y de más nivel, pero ha vuelto a quedarse a las puertas. Una lástima, San Marino se merecía pasar a la final por primera vez este año. Es posible que el país se retire para 2014 por culpa de este fracaso.



3. FYR Macedonia: Esma & Lozano - Pred da se radzeni. Macedonia ha apostado este año por un dúo compuesto por un cantante de balada y la "Reina de la música gitana". Una curiosa mezcla de estilos que no ha terminado de cuajar en el público europeo (o en el jurado, no se sabe).



4. Azerbaiyán: Karim Mammadov - Hold me. Este año parece que el festival está "rejuveneciendo". Azerbaiyán, al igual que otros países como Irlanda o Dinamarca, ha decidido mandar un cantante joven (quizá para ver si el paso por el festival le da algo de fama internacional). Parece que esta canción de tema amoroso, en la que destaca un bailarín dentro de un prisma de vidrio, ha gustado y la veremos en la final del sábado.



5. Finlandia: Krista Siegfrids - Marry me. Una de las canciones polémicas de este festival. En principio parece una canción típica amorosa, aunque más animada, donde Krista se nos aparece con un vestido de novia. Pero nos esperaba un final que seguramente pocos imaginábamos: un beso entre la cantante con una de sus coristas, reivindicando así con la canción el matrimonio homosexual. En conjunto, es una canción que le da marcha al festival, y que también ha conseguido meterse en la final.



6. Malta: Gianluca Bezzina - Tomorrow. Con el mismo estilo de Jason Mraz o el hit Summercat (allá por 2009), Malta nos trae una canción simpática y agradable, una simpatía que se ve aumentada por el hecho de que el cantante, Gianluca, no deja de sonreír en toda la canción. Esto le costó puntos a Islandia el año pasado (ya que al sonreír, la cantante no daba todo de sí), pero a Malta parece que la ha catapultado a la final por segundo año consecutivo.



7. Bulgaria: Elitsa Todorova & Stoyan Yankulov - Samo shampioni. Una puesta en escena basada más en la percusión que en la propia voz de la cantante, que tampoco sobresalía demasiado. Bulgaria se nos vuelve a quedar fuera (solo ha pasado una vez en sus nueve participaciones, en 2007).



8. Islandia: Eythor Ingi - Ég á líf. Una balada en islandés interpretada por el que yo he bautizado como "El Lucius Malfoy islandés". Ha gustado, e Islandia se mete en la final por sexto año consecutivo.



9. Grecia: Koza Mostra & Agathonas Iakovidis - Alcohol is free. Representación bastante bipolar: mientras los cuatro instrumentistas se ponían a darle marcha a la canción al mismo tiempo que bailaban, el cantante central se mantenía quieto en medio del escenario. Han pasado a la final, y si les gusta tanto el alcohol como dicen en la canción, esperemos que no sea free por tierras suecas.



10. Israel: Moran Mazor - Rak bishvilo. El segundo gran batacazo de la noche. Una buena voz que no ha terminado de gustarle al público eurovisivo (¿qué es lo que le gusta a esta gente?).



11. Armenia: Dorians - Lonely planet. Yo no llegué a ver esta canción completa, pero he escuchado que era una canción típica rock. La volveremos a ver el sábado.



12. Hungría: ByeAlex - Kedvesem. Para mí, la gran decepción de la noche. Parece que todos los años hay alguna canción que se cuela en la final, y nadie sabe por qué. El año pasado fue la albala Rona Nishliu y sus gritos, y este año, un tío "alternativo" (o hipster, incluso), cantando como si estuviera afónico. Una actuación sencilla, tanto que no he visto nada que mereciera la pena destacar. Lo mejor ha sido el guitarrista, que parecía que iba bien fumado. ¿Alguien está por la labor de recoger firmas para intercambiar Hungría por San Marino o Israel?


13. Noruega: Margaret Berger - I feed you my love. Una de las grandes favoritas de este año. Buen ritmo, buena voz...no parece haber nada malo en la canción. ¿Tendremos un Oslo 2014 tan solo tres años después del festival fruto de la aplastante victoria de Alexander Rybak en 2010, con 387 puntos?



14. Albania: Adrian Lulguraj & Bledar Sejko - Identitet. Albania, tras el éxito del año pasado, lo intenta otra vez con algo que se sale de lo normal. Se nos aparece al principio un guitarrista con casi todo el pelo por la cara cantando con voz de carajillero, para pasar luego a otro vocalista. Una canción de rock que no ha terminado de cuajar ni siquiera con el espectáculo de pirotecnia o con la guitarra lanzadora de chispas.



15. Georgia: Sopho Gelovani & Nodiko Tatishvili - Waterfall. Del compositor de Euphoria y Quédate conmigo, llega esta balada que empieza con un bonito efecto de niebla en el suelo. Ha conseguido pasar a la final.


16. Suiza: Takasa - You and me. Suiza vuelve a la carga con un numeroso grupo de cantantes y músicos, todos miembros de la organización cristiana Ejército de Salvación. Al principio se presentaron como Heilsarmee, pero tuvieron que cambiar el nombre y el vestuario porque la UER prohibía cualquier elemento de carácter político y/o ideológico. Lo más llamativo del grupo es el miembro más veterano, un anciano de 95 años, el intérprete más anciano de toda la historia de Eurovisión. Por segunda vez consecutiva, Suiza se perderá la final del sábado.


17. Rumanía: Cezar - It's my life. Una de las grandes discusiones que tiene lugar entre los eurofans es si esta canción merecía pasar a la final. Cezar, un contratenor bastante reconocido, viene a interpretarnos una mezcla de ópera con música electrónica, dándole un toque más moderno. Si bien la vestimenta no parecía la más adecuada, Rumanía continúa con la tradición de no perderse la final (excepto en los años en los que no participó).


Pues bien, los diez países clasificados en esta semifinal (Azerbaiyán, Finlandia, Malta, Islandia, Grecia, Armenia, Hungría, Noruega, Georgia y Rumanía), se unen a los diez clasificados en la primera semifinal (Estonia, Dinamarca, Rusia, Ucrania, Países Bajos, Lituania, Bielorrusia, Moldavia, Irlanda y Bélgica), y, junto a los países que pasan directamente a la final, que son el Big Five (los "cinco intocables": Alemania, Reino Unido, España, Francia e Italia), y el país anfitrión (Suecia), ya tenemos a los 26 países que participarán en la final del sábado.

¿Quién ganará? Está muy reñido. Las casas de apuestas muestran como favoritas a Noruega, Finlandia y Ucrania, y parece que han relegado a España y a El Sueño de Morfeo a la penúltima posición. Pero nunca se sabe, cualquiera de los 26 puede darnos una sorpresa.


3/3/13

¿Per qué el valencià no ve del català? / ¿Por qué el valenciano no viene del catalán?

La resposta és molt fàcil i simple: el valencià és anterior al català. Anem explicant això per punts:

1. En primer lloc, tenim el fet de que ací ya se parlava una llengua que no era llatí ni àrap. És molt dubtós que els valencians deprengueren àrap, per la seua complexa fonètica, i la forma d'escriure al revés. Ademés, la majoria eren analfabets i no anaven a l'escola, aixina que no tindrien contacte en cap llengua que no fora la que els havien rebut dels seus pares.

De fet, els propis musulmans testimonien la existència d'eixa parla, a la qual denominaven romanç. Una cita interessant, és la de Ibn Sidah, un lexicógraf de la época, que, quan escrigué la seua obra Kitab al Muhassas (Tom I, pàg. 14), un diccionari analogic en el que agrupa paraules que se referixen a una mateixa especialitat, demana disculpes per les incorreccions que puga fer al escriure en arap, afirmant: "¿Com no he de ferles- si escric en temps tant alluntats de quan l’arap es parlava en purea- i tenint que conviure familiarment en persones que parlen romanç? (any 1060 aproximadament).

Este "romanç" se pot vore en les harches mossàraps dels sigles IX al XI. Per a qui no sàpia lo que és, la harcha és la part final d'un tipo de composició lírica nomenada moaxaja. Esta harcha tractava de temàtica amorosa, i generalment, la veu de l'autor és la d'una chica que parla de les seues experiències amoroses a les seues germanes o a sa mare.

2. Ya hem deixat clar que, abans que el Regne de Valéncia fora conquistat per Jaume I, ya existia allí una llengua romanç, el valencià primitiu. Ara, passem a un assunt molt utilisat per a "demostrar" que el valencià és dialecte del català: la suposta "repoblació catalana" del Regne de Valéncia. Anem a mostrar els erros:

-No pogué ser repoblació, perque això implicaria l'aniquilació total de tots els valencians, lo qual no tindria sentit. ¿Per qué massacrar a una població, si després no pots governar-los? Jaume I, en la seua pròpia Crònica, deixa clar quí repoblà Valéncia:

En esta Crònica, Jaume I diu que Valéncia fon "poblada de les sues gents propies". És dir, que Valéncia només fon poblada de valencians.

-Eixa "repoblació" tampoc pogué ser catalana, pel simple fet de que Catalunya no existia encara com a entitat política (no apareix fins la seua unificació per l'emperador Carlos I en 1521). Lo que ara nomenem Catalunya, en eixa época era part de la corona carolingia, la Marca Hispànica franca (excepte una franja sur, que pertanyia a Aragó), a on se parlaven diversos dialectes provençals (pero no català, encara faltaven uns sigles per a això). Es dir, que el català no existia quan el valencià sí.

Parlant de la conquista de Valéncia en sí, trobem senyes prou interessants en el Llibre del Repartiment, analisat per l'historiador aragonés Antonio Ubieto Arteta, que trobà que, entre les tropes de Jaume I, els soldats de la Marca Hispànica no superaven el 5% d'elles, i, segons el Llibre dels Avehinaments, encara se quedaren menys. Les preguntes que qualsevol se faria són: 

  1. ¿Cóm és possible que eixe 5% de soldats, analfabets i incapaços de transmetre una llengua, canviara el parlar de tot un poble que ya tenia una llengua des de sigles abans?
  2. ¿Cóm és possible que, només 100 després de rebre eixa "nova llengua", els valencians tinguérem el nostre Sigle d'Or, només compost per autors valencians?
  3. ¿Cóm és possible que el valencià vinga del català si li porta, com a mínim, 3 sigles d'antiguetat?
La resposta és simple: la "teoria de la repoblació" té més forats que un formage Gruyére.

Respecte a l'orige occità/provençal del català, l'autor català Martí de Riquer, escriu en sa Historia de la Literatura Catalana (1964): "La literatura trobadoresca, en su sentido propio, es la escrita en lengua provenzal"..."Los primeros poetas catalanes de personalidad determinada y nombre conocido que escrivieron en una lengua románica lo hicieron en provenzal (siglos XII y XIII)" (pág. 21); entre atres coses, per la ya comentada inexistència de Catalunya fins 1521, quan Carlos I nombrà Virrei de Catalunya a l'Arquebisbe de Tarragona, Pedro Folch de Cardona. La Marca Hispànica fon propietat franca fins el Tractat de Corbeil de 1258, quan passaren a mans aragoneses. Este mapa de 1235 crec que és una image interessant:


Este mapa, a on s'observa cóm la Marca Hispànica encara era dels francs, i Aragó ya s'havia posat a conquistar Valéncia, està conservat en la Bibliothèque nationale de France.

Com reconeix Martí de Riquer, les Homilíes d'Organyà estaven escrites en dialecte provençal, al igual que tot el material lliterari en eixos orígens, perque en aquells moments, lo únic que existia era el dialecte provençal del que deriven tots els dialectes catalans, entre ells l' "infame e infecto dialecto barceloní", com lo definix l'erudit i humanista català Pare Batllorí, 12 voltes Dr. Honoris Causa per universitats catalanes i valencianes. Fins els mateixos erudits catalans ho reconeixen.

Crec que en això ya queda un poc desmantellada la "teoria de la repoblació", encara que no és la única falsificació que ha fet de la història el nacionalisme català, en el seu objectiu de "construcció nacional", que se basa principalment en furtar la cultura dels pobles veïns.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La respuesta es muy fácil y simple: el valenciano es anterior al catalán. Vamos a explicarlo por puntos.

1. En primer lugar, tenemos el hecho de que aquí ya se hablaba una lengua que no era latín ni árabe. Es muy dudoso que los valencianos aprendieran árabe, por su compleja fonética, y la forma de escribir al revés. Además, la mayoría eran analfabetos y no iban a la escuela, así que no tendrían contacto en ninguna lengua que no fuese la que habían recibido de sus padres.

De hecho, los propios musulmanes testimonian la existencia de esa habla, a la que denominaban romance. Una cita interesante es la de Ibn Sidah, un lexicógrafo de la época, que, cuando escribió su obra Kitab al Muhassas (Tomo I, pág. 14), un diccionario analógico en el que agrupa palabras que se refieren a una misma especialidad, pide disculpas por las incorrecciones que pueda hacer al escribir en árabe, afirmando: "¿Cómo no he de hacerlas, si escribo en tiempos tan alejados de cuando el árabe se hablaba con pureza, y teniendo que convivir con personas que hablan romance?" (año 1060 aproximadamente)

Este "romance" se puede ver en las jarchas mozárabes de los siglos IX al XI. Para quien no sepa lo que es, la jarcha es la parte final de un tipo de composición lírica llamada moaxaja. Esta jarcha trataba de temática amorosa, y generalmente, la voz del autor es la de una chica que habla de sus experiencias amorosas a sus hermanas o a su madre.

2. Ya hemos dejado claro que, antes de que el Reino de Valencia fuera conquistado por Jaime I, ya existía allí una lengua romance, el valenciano primitivo. Ahora, pasemos a un asunto muy utilizado para "demostrar" que el valenciano es dialecto del catalán: la supuesta "repoblación catalana" del Reino de Valencia. Vamos a mostrar los errores:

-No pudo ser repoblación, porque eso implicaría la aniquilación total de todos los valencianos, cosa que no tendría sentido. ¿Para qué masacrar a una población, si después no puedes gobernarlos. Jaime I, en su propia Crónica, deja claro quién repobló Valencia:


En esta Crónica, Jaume I dice que Valencia fue "poblada de les sues gents propies". Es decir, que Valencia solo fue repoblada de valencianos.

-Esa "repoblación" tampoco pudo ser catalana, por el simple hecho de que Cataluña no existía aún como entidad política (no aparece hasta su unificación por el emperador Carlos I en 1521). Lo que ahora llamamos Cataluña, en esa época era parte de la corona carolingia, la Marca Hispánica franca (excepto una franja sur, que pertenecía a Aragón), donde se hablaban diversos dialectos provenzales (pero no catalán, aún faltaban unos siglos para eso). Es decir, que el catalán no existía cuando el valenciano sí.

Hablando de la conquista de Valencia en sí, encotnramos datos bastante interesantes en el Llibre del Repartiment, analizado por el historiador aragonés Antonio Ubieto Arteta, que encontró que, entre las tropas de Jaime I, los soldados de la Marca Hispánica no superaban el 5% de ellas, y según el Llibre dels Avehinaments, aún se quedaron menos. Las preguntas que cualquiera se haría son:

  1. ¿Cómo es posible que ese 5% de soldados, analfabetos e incapaces de transmitir una lengua, cambiara el habla de todo un pueblo que ya tenía una lengua desde siglos antes?
  2. ¿Cómo es posible que, solo 100 años después de recibir esa "nueva lengua", los valencianos tuviéramos nuestro Siglo de Oro, tan solo compuesto por autores valencianos?
  3. ¿Cómo es posible que el valenciano venga del catalán si le lleva, como mínimo, 3 siglos de antigüidad?
La respuesta es simple: la "teoría de la repoblación" tiene más agujeros que un queso Gruyére.

Respecto al origen occitano/provenzal del catalán, el autor catalán Martí de Riquer, escribe en su Historia de la Literatura Catalana (1964): "La literatura trobadoresca, en su sentido propio, es la escrita en lengua provenzal"..."Los primeros poetas catalanes de personalidad determinada y nombre conocido que escribieron en una lengua románica lo hicieron en provenzal (siglos XII y XIII) (pág. 21); entre otras cosas, por la ya comentada inexistencia de Cataluña hasta 1521, cuando Carlos I nombró Virrey de Cataluña al Arzobispo de Tarragona, Pedro Folch de Cardona. La Marca Hispánica fue propiedad franca hasta el Tratado de Corbeil de 1258, cuando pasaron a manos aragonesas. Este mapa de 1235 creo que es una imagen interesante:




Este mapa, donde se observa cómo la Marca Hispánica aún era de los francos, y Aragón ya se había puesto a conquistar Valencia, está conservado en la Bibliothèque Nationale de France

Como reconoce Martí de Riquer, las Homilíes d'Organyà estaban escritas en dialecto provenzal, al igual que todo el material literario en esos orígenes, porque en aquellos momentos, lo único que existía era el dialecto provenzal del que derivan todos los dialectos catalanes, entre ellos el "infame e infecto dialecto barceloní", como lo definía el erudito y humanista catalán Pare Batllorí, 12 veces Dr. Honoris Causa por universidades catalanas y valencianas. Hasta los mismos eruditos catalanes lo reconocen.


Creo que con esto ya queda un poco desmantelada la "teoría de la repoblación", aunque no es la única falsificación que ha hecho de la historia el nacionalismo catalán, en su objetivo de "construcción nacional", que se basa principalmente en robar la cultura a los pueblos vecinos.

19/2/13

¿Es la lengua sexista?

Este tema surgió en una clase de Gramática Histórica, cuando el profesor explica cómo cambió el género desde el latín al castellano. La respuesta fue un rotundo NO. La lengua NO es sexista. Que el género masculino se utilice para incluir también al femenino no es cuestión de sexismo, sino del funcionamiento propio de la lengua.

En lenguas como el español, los elementos se definen por oposición con el resto de elementos de su paradigma. En esa oposición, siempre hay elementos marcados, que tienen valores únicos asociados a ellos; y elementos no marcados, que tienen mayor libertad de uso.

Vamos a poner unos ejemplos:

En el paradigma del tiempo verbal, hay 3 elementos que están en relación de oposición: el pasado, el presente, y el futuro. De ellos, el pasado y el futuro son tiempos marcados, porque siempre significan pasado y futuro, respectivamente. Por otro lado, el presente puede significar presente (yo estudio), pasado (y entonces voy y le digo...) o futuro (Mañana vamos al cine). Por tanto, el presente es el elemento no marcado de la oposición.

Si nos vamos a las relaciones léxicas, otro ejemplo claro es el de día y noche, dos elementos del mismo paradigma. Ambos se oponen, ya que día son "las horas de luz" y noche "las horas de oscuridad". Pero también puede utilizarse día con sentido de "24 horas", con lo que englobaríamos el término noche. Así, noche es el término marcado, y día, el no marcado.

En el género ocurre lo mismo. El masculino es el término no marcado de la oposición, así que, por lo tanto, puede utilizarse para englobar ambos géneros. Si alguien dice Tengo dos hijas, nadie duda de que sean dos chicas, pero si dice Tengo dos hijos, ya pueden ser dos chicas, dos chicos o uno de cada.

No es cuestión de sexismo, sino del funcionamiento y evolución de la propia lengua.

¿Por qué se considera sexista a la lengua?

Pues parece ser que todo empezó cuando algún político se pensó que las mujeres son idiotas, y que haciendo eso, se ganaría su voto.

Lo que hizo es imperdonable, manipular la lengua para sus fines. Así surgieron "manuales" de uso que decían que debían escribirse aberraciones como "Todos los y las españoles y españolas..." al principio de un comunicado, por ejemplo. Y encima, sancionando a aquel que no siga este uso. ¿Estamos idiotas? ¿O es que queremos parecerlo? Si hasta la propia RAE dice que ese uso forzado del lenguaje es completamente incorrecto. El año pasado, publicó un artículo escrito por Ignacio Bosque, donde queda patente la postura: Sexismo lingüístico y visibilidad de la mujer - Ignacio Bosque

Esperemos que las generaciones futuras estudien esto como un momento de locura o algo semejante. Yo, por mi parte, no pienso seguir ese ejemplo destruyendo la lengua. Si vienen a por mí, me da igual. Porque, como ya se sabe:

"Contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano." 
Friedrich von Schiller (1759-1805)